Los Juegos más Largos en la Historia del Béisbol.

Los Juegos más Largos en la Historia del Béisbol.

Venezuela

En Venezuela, el 5 de junio de 1938, los equipos Gavilanes y Pastora se enfrentarían por 20 peleadas entradas en el estadio del Lago, ubicado en La Ciega, Maracaibo, escenificando así el juego más largo del béisbol venezolano.

Los lanzadores fueron Andrés Julio Báez, “Grillo B”, y el cubano Lázaro Salazar, “El Príncipe de Belén”, ambos lanzado el partido completo, donde Pastora se llevó la victoria 1-0. La carrera la anotó el propio “Grillo B” el cual bateó un doble para después ser traído al plato por otro doble de Domingo Barboza.

El juego duró 6 horas y 20 minutos y como dato de interés cabe mencionar que varios reconocidos peloteros venezolanos formaron parte de este encuentro como por ejemplo Luis Aparicio Ortega (padre de Luis Aparicio Montiel), Vidal López, Ernesto Aparicio, Alejandro Carrasquel y “Manduquito” Portillo. El encuentro se inició a las 9:40 de la mañana y finalizó a las 4:00 de la tarde.

República Dominicana

El día 13 de enero de 1981, los Tigres del Licey y las Estrellas Orientales se enfrascaron en un maratón de 22 innings que comenzó el día 12 y terminó el 13. Las Estrellas ganaron ese encuentro por pizarra de 4-3 en el estadio Quisqueya.

Nicaragua

El 10 de julio de 1949 los equipos Navarros Cubs y el Escuelas Internacionales de Primera División jugaron 26 capítulos de intenso béisbol en el Estadio Nacional de Nicaragua. La victoria fue para Navarro Cubs. Este encuentro inicio a las 10:30 de la mañana hasta las 4:21 de la tarde. El juego duró 5 horas y media, y como dato curioso, después del capítulo 13 las puertas quedaron abiertas y muchas personas entraron gratis a ver este récord de innings.

Estados Unidos

De todos los partidos profesionales de la historia del béisbol, el más largo y de más capítulo ha sido entre los Pawtucket Red Sox y los Rochester Red Wings, dos equipos de la Triple-A. Este desafío duró 33 entradas y se tiraron bolas y strikes por 8 horas y 25 minutos. El partido tomó cinco días para terminarse ya que se jugaron 32 entradas el 18 y19 de abril de 1981, en el McCoy Stadium en Pawtucket, Rhode Island, y se terminó la entrada 33 el 23 de junio de 1981. Pawtucket ganó el juego, 3-2.

Entre las notas más curiosas, Russ Laribee de PawSox se fue de 11-0 con un elevado de sacrificio, ponchándose siete veces, convirtiéndose en el primer jugador en la historia en tomarse esa cantidad de chocolates. Entre los dos equipos, los lanzadores se enfrentaron a un total de 246 bateadores, se lanzaron un total de 882 lanzamientos, 53 corredores quedaron en la base (30 por Rochester y 23 por Pawtucket) y el encuentro lo decidió Dave Koza de Pawtucket quien pegó la mayor cantidad de imparables en ese juego con 5.

En las Grandes Ligas

En la gran carpa cabe mencionar dos inolvidables encuentros. Uno fue el empate 1-1 en la Liga Nacional entre los Bravos de Boston y los Brooklyn Robins que duró 26 capitulos en el Braves Field en Boston el 1 de mayo de 1920. Como estaba demasiado oscuro para ver la bola (recordemos que en esa época no existía el alumbrado en los estadios) el árbitro principal Barry McCormick consideró un empate. En aquel entonces esas 26 entradas se completaron en 3 horas y 50 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *